Archive for enero, 2016

Salario Emocional

desayuno OCC Salario Emocional web

Salario Emocional son todas aquellas razones no monetarias por las que uno trabaja contento.

Desayuno Conferencia para Socios RIPTAC  con el Mtro.  Fernando Calderón

Obtuvo el grado de Licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad Iberoamericana, con especialización en finanzas y mercadotecnia. Cuenta con un Diplomado en Telecomunicaciones, ITESM y un Diplomado en Mercadotecnia, Strategic Management Intl.

Cuenta con 21 años de experiencia profesional. Se desarrolló en el campo de las telecomunicaciones, desempeñó diferentes funciones gerenciales y directivas en las áreas de Mercadotecnia, Servicio a Clientes y Relaciones Publicas.

Actualmente participa activamente en Asociaciones como AMIPCI, DIRECTA, IAB, IBERO, AMITI,AMEDIRH, ERIAC, AMA Capitulo México, es Colaborador en diferentes medios impresos y digitales.

 

 

¿POR QUÉ ES MÁS ATRACTIVO TRABAJAR AQUÍ QUE ‘CON LOS DE ENFRENTE’?

empresa

Muchos jóvenes solicitan cargos en Teach for America y Google; estas organizaciones son percibidas como altamente selectivas

¿Se acuerda de la frase de “el patrón favorito” del auge de las empresas punto com? Fue un periodo de desempleo ridículamente bajo donde las compañías tenían problemas no solo para encontrar talento indicado al precio justo, sino para encontrar talento. Así que hacían todo lo que podían para atraer aspirantes con nuevos beneficios: servicios de conserje que retiraban su ropa de la tintorería, comida gratis en la oficina, reglas de vestimenta informal.

¿Esos beneficios los convertían en patrones favoritos? Realmente no.

Entonces, ¿cómo crear un lugar de trabajo más deseable que el de la competencia? Teniendo mejor desempeño. A la gente le gusta que lo asocien con un ganador. Tampoco viene mal fijar alta la barra de entrada. En parte por eso muchos jóvenes solicitan cargos en Teach for America y Google; estas organizaciones son percibidas como altamente selectivas.

Las compañías que pueden ofrecer el derecho a presumir no tienen que pagar tanto como todas las demás ni proveer tantos beneficios caprichosos.

El objetivo es encontrar una persona que cubra sus necesidades, no recibir a miles de aspirantes. Dado que está apuntando a la calidad y no a la cantidad, no es necesario ofrecer términos y condiciones atractivos para todos. Más bien, determine qué tipo de candidatos son idóneos y después cubra sus necesidades. Si quiere gente con un historial excepcional, va a tener que pagar mucho; ¿pero realmente necesita esos historiales? Si quiere aspirantes interesados en quedarse a largo plazo, va a tener que ofrecer oportunidades de desarrollo. Las organizaciones que no analicen con detalle lo que pueden ofrecer a los aspirantes terminarán desilusionadas con sus esfuerzos de contratación.

Sea franco acerca de los aspectos del empleo que quizás no sean atractivos para todos. Es tentador -pero un error colosal- restar importancia u ocultar esa información. Espante a los que no serán idóneos, y establezca cosas positivas para atraer a los aspirantes indicados.

Después, enfóquese en las ventajas: qué puede ofrecer usted que la mayoría de los competidores no puedan. Quizás sea ubicación, oportunidades para adquirir experiencia o flexibilidad para trabajar a distancia. Si no puede ofrecer nada distintivo, y si no quiere pagar mucho para comprar el talento que prefiere, entonces va a tener que empezar a ceder en lo que quiere, como cualquier comprador.

-   Peter Cappelli es profesor de administración en la Escuela Wharton y autor de “Will College Pay Off? A Guide to the Most Important Financial Decision You’ll Ever Make”.

 

EL EMPRESARIO QUE CONVIRTIÓ 40 DÓLARES EN 6,000 MILLONES

millonario

La filosofía de Daymond John hizo que transformara poco dinero en una empresa millonaria; para él, la clave del éxito es que alguien o muchas personas te hagan sentir especial.

NUEVA YORK (CNNMoney) — Daymond John, más conocido por ser uno de los inversionistas del programa televisivo Shark Tank, de la cadena estadounidense ABC, creció en Queens, Nueva York, como el hijo único de una madre soltera.

Solía ​​mirar fijamente uno de los principales símbolos del éxito y la ambición enclavado en el paisaje urbano de Manhattan: el rascacielos Empire State. Hoy, las oficinas de su compañía ocupan todo el piso 66 de ese referente neoyorquino. “Soy un producto de esta increíble, increíble ciudad”, dice de Nueva York. “Me hizo fuerte, me curtió en mil batallas”.

Antes de que Shark Tank lo lanzara a la fama internacional, John hizo su fortuna como el fundador, presidente y CEO de FUBU, una marca de ropa urbana abanderada por los artistas de hip hop. Todo comenzó con la máquina de coser de su madre y 40 dólares de capital inicial.

A fines de los años ochenta, John sintió que el hip hop llegaría lejos. Las voces de la comunidad afroamericana se hacían escuchar y comprendió que quería ser parte del movimiento. “Ellos comenzaron a hablar sobre sus esperanzas, sus sueños, sus aspiraciones, sus luchas interurbanas y en la comunidad. Y se comunicaban a través de esta música”, recuerda.

El empresario comenzó a diseñar camisetas que creyó atraerían a clientes urbanos, jóvenes como él y sus amigos. Cosía las prendas en la noche, luego iba a los platós donde se grababan los videos musicales y convencía a los raperos para que vistieran sus creaciones en el rodaje. Durante el día, tenía un segundo trabajo sirviendo mesas en Red Lobster.

“Regresaba a casa en la noche, cosía las camisas, despertaba en la mañana y las entregaba, luego volvía a Red Lobster, porque tenía que ganar un jornal”, dice. “Pero también quería perseguir este sueño, así que tuve que renunciar a todo por él”.

Al final, su pequeño taller de costura se volvió un trabajo de tiempo completo. Con 40 dólares y tres amigos fundó FUBU, un acrónimo de For Us By Us (‘Para nosotros por nosotros’), que crecería hasta llegar a ser una compañía de 6,000 millones de dólares.

Sentirse ‘especial’ no tiene precio

A lo largo de su carrera, el empresario se ganó la reputación de ser un gurú del branding, colaborando con las Kardashian, el rapero LL Cool J, Pit Bull y el boxeador Lennox Lewis.

En 2015, el presidente Obama lo nombró como uno de los nueve embajadores presidenciales del Global Entrepreneurship, el espíritu emprendedor que John personifica.

“La clave para tener éxito, creo, es que alguien, o muchas personas, te hagan sentir especial”, dice. John agradece a su madre, que trabajaba como azafata de American Airlines, por inculcarle un sentido de la autoestima que lo impulsó en momentos difíciles.

“Tengo dislexia. No lo supe hasta hace 10 años. Mamá nunca me hizo sentir que eso fuera una tara. Ella sólo sabía que podía sobresalir en matemáticas, en ciencias, y si yo tenía dificultades para leer… esfuérzate, esfuérzate más. Sigue intentándolo”, explica.

¿El dinero importa?

Contra el refrán popular que dice que el dinero atrae al dinero, John sostiene que la falta de dinero puede estimular la creatividad, una teoría que expone en su  nuevo libro, The Power of Broke.

“Me di cuenta de que casi siempre que he tenido un cierto grado de éxito, el dinero nunca jugó un papel”, dice.

Su filosofía empresarial acoge el fracaso como una parte esencial del proceso de aprendizaje, algo que lo inspira a la hora de decidir en qué negocios invertirá en Shark Tank.

“Me gusta que me cuenten los fracasos. Quiero saber que voy a trabajar con alguien que intentó esto, esto y esto otro. No funcionó, pero ahora sí funcionará porque yo no quiero que mi dinero pague ese proceso de aprendizaje”, dice.

“Y cualquiera que conozca el espíritu empresarial, sabe que los empresarios no sólo hilan éxito tras éxito tras éxito. Su camino es más bien éxito-éxito-fracaso-éxito”.

6 de cada 10 millennials dejarán su trabajo en 2020

mille

44% de los Millennials afirman, que si les dan a escoger, esperarían dejar a su empleador actual en los próximos dos años, según Deloitte.

 

La preocupación ante falta de desarrollo en capacidades de liderazgo y de su percepción sobre ser ignorados, son factores que orillan a los Millennials a cambiar de carrera en el corto plazo, indicó Deloitte.

Según una encuesta de la firma, el 6 de cada 10 Millennials dejará su trabajo en 2020, 44% de los Millennials afirman, que si les dan a escoger, esperarían dejar a su empleador actual en los próximos dos años.

El deseo de abandonar su actual empleo dentro de los próximos cinco años es mayor entre los Millennials en mercados emergentes (69%) que entre los de economías desarrolladas (61%), según Deloitte.

Los Millennials mantienen en alta estima a la empresa, el 73% sostienen que la empresa tiene un alto impacto en la sociedad en su conjunto.

El 63% de Millennials sienten que sus capacidades de liderazgo no han sido desarrolladas completamente, y un 71% piensan dejar su empleo en los próximos dos años.

“Los Millennials le conceden mayor importancia al propósito de una organización por encima del éxito económico, permaneciendo fieles a sus valores y a las oportunidades para su desarrollo profesional. Los líderes requieren demostrar cómo valoran estas prioridades, o sus organizaciones estarán en riesgo de perder una amplia parte de su personal”, Asevera Punit Renjen, CEO de Deloitte Mundial.

Estos resultados se obtuvieron a través de 7,700 encuestas a Millennials de 29 países entre septiembre y octubre de 2015.

Deloitte indicó que factores como el deseo de flexibilidad y diferencias de los valores corporativos, tienen influencia sobre la opinión y comportamiento.

“En la generación pasada, muchos profesionales cuidaban su relación de largo plazo con el empleador, y pocos habrían soñado con decirle ‘no’ a superiores que les pidieran realizar algún proyecto”, comentó.